Tres horas con la PlayStation Classic: vuelve el pulgar marcado, vuelven parte de unos juegos inolvidables

Tres horas con la PlayStation Classic: vuelve el pulgar marcado, vuelven parte de unos juegos inolvidables

Publicidad

La primera consola que tuve en casa fue la PlayStation. De eso hace ya 22 o 23 años, pero sigo recordando perfectamente el sonido de arranque con el logo y el fondo negro, la marca en el pulgar izquierdo gracias a esa cruceta puntiaguda y, sobre todo, las horas y buenos ratos que pasé con tantos juegos.

Tal vez por eso, cuando vi y toqué en persona la PS Classic, sentí un abanico de recuerdos bonitos de mi adolescencia mezclados con una sensación rara: "esta no es mi Play, parece una miniatura de juguete. ¡Pero es tan adorable!" Y entonces volví a jugar como lo hacíamos hace dos décadas.

PlayStation Classic, toma de contacto en vídeo

Antes de seguir adelante, os dejo nuestra toma de contacto con la PlayStation Classic en vídeo:

Principales diferencias con la PS1

La PlayStation Classic es una réplica un 45% más pequeña que la original. Más que ahondar en si es mucho o poco, diré que mi primera reacción al verla y tocarla fue un "awww" de manual. Pero, más allá de su aspecto cuqui, ¿qué diferencias tiene con la PS1?

Aparte del tamaño, hay varios cambios hardware bastante obvios.

Todos los conectores y entradas y salidas que tenía la original en la parte posterior se reducen a dos: la salida HDMI para conectar a nuestra tele o monitor, y el microUSB para enchufarla a la corriente.

En la parte delantera veremos los mismos dos huecos para los mandos y las tarjetas de memoria. ¿La gran diferencia? Que los mandos de la PlayStation Classic tienen conector USB (por lo que no podrás utilizar un mando original, si aún lo conservas) y que las ranuras de las tarjetas son de pega. La PlayStation Classic viene con memory card integrada, así que esos huecos son de adorno.

Ps1 Classic Vs Ps1

En la parte superior tenemos exactamente los tres mismos botones: Open, que ahora sirve para cambiar de disco virtualmente en los títulos que así lo exijan (como Metal Gear Solid), Power, para encender o apagar la consola, y Reset, para salir de un juego y volver al menú principal.

Justo debajo del botón de Power está la lucecita que indica si la consola está encendida (verde) o apagada (rojo).

Ps Classic Vs Ps1 B

Todo lo demás que veas es adorno (nos aseguramos bien intentando abrir el famoso Parrallel I/O, que está en su mismo sitio en la parte de abajo, pero nada).

Los mandos son exactamente iguales: mismos botones, mismo color, mismos materiales, mismo tamaño. La diferencia es que el cable del mando de la PlayStation Classic es un poco más largo que el de la original, y calculo que estará en torno al metro y medio o dos metros, suficiente para jugar cómodo a una distancia adecuada.

Ps Classic Mando

La interfaz de PlayStation Classic: ¿menos es más?

Una vez que enciendes la PlayStation Classic no hay mucha complicación. Tras la pantalla de carga con el logo de Sony, nos lleva directamente al menú principal, en el que aparece una ruleta con los 20 juegos que vienen preinstalados. Cada título incluye en su ficha el año de publicación, la desarrolladora responsable, y si es para uno o dos jugadores. Si queremos jugar a alguno de ellos, solo tenemos que darle a la X.

Interfaz Ps Classic

Debajo de esta ruleta nos encontramos el menú Ajustes (en el que podemos cambiar el idioma de la interfaz, añadir un salvapantallas y activar el modo ahorro, que apagará la consola si hay un tiempo de inactividad por encima de 60 minutos, además del típico aviso legal y documentación), a su derecha un botón dedicado a Guías e información de la consola (que nos lleva a través de un código QR a la web oficial de la consola) y, finalmente, los botones dedicados a la tarjeta de memoria virtual y al punto de reanudado, que hay que distinguir bien.

La tarjeta de memoria virtual funciona exactamente igual que la memory card en su momento, solo que vía software en vez de introduciendo un cartucho. Esto quiere decir que podremos salvar nuestra partida solo y cuando el propio juego incluya un punto de guardado. Para que nos aclaremos: la típica interrogación de colores que había en el Final Fantasy VII, por ejemplo. Una vez que estemos en un punto de guardado, podremos guardar en un nuevo slot dentro de la tarjeta de memoria virtual, que tiene un total de 30 huecos.

Podemos salvar hasta 30 partidas en la tarjeta de memoria virtual y hasta un punto de reanudado en cualquier momento del juego

Por otro lado, tenemos el punto de reanudado, que es el que se genera cuando estamos dentro de un juego y le damos al botón Reset. Te deja exactamente en el mismo punto en el que estabas, sin necesidad de que haya cerca un punto de guardado. Puedes, por tanto, volver al mismo momento cuando quieras. La diferencia con la tarjeta de memoria es que sólo hay un punto de guardado (en vez de los 30 disponibles en la memory card), así que tendrás que ir sobreescribiendo conforme vayas avanzando.

Finalmente, si le damos al triángulo dentro del menú principal, nos abrirá una imagen esquemática con la utilidad de cada botón de la consola.

Así es la experiencia de juego

Multijugador Ps Classic

Si tuviera que resumir la experiencia de juego con una palabra, sería probablemente con "idéntica" a la de hace veinte años. Con un matiz: en algunos títulos como el mencionado Metal Gear Solid pudimos jugar en su momento ya con Dual Shock, es decir, incluyendo control analógico y vibración. Al ser el de PlayStation Classic el mando original, esto se pierde.

¿Dificulta la experiencia cuando manejamos a Snake? Desde luego es un poco menos fluida la jugabilidad, más a golpes, y complica algo las cosas cuando tienes que apuntar con la pistola, pero nada a lo que no te puedas acostumbrar tras unos minutos. Aún recuerdo lo raro que fue pasar del mando clásico al DualShock, pero al final nos acabamos adaptando. Creo que en este caso es igual, aunque con el paso a la inversa.

No tener DualShock y los juegos en inglés son los únicos "pero": todo lo demás permanece intacto (y eso es bueno)

Otra gran diferencia, y probablemente lo que menos me ha gustado de esta PlayStation Classic, es que los 20 juegos estarán solo disponibles en inglés. En otras palabras: no estará el mítico doblaje al español del Metal Gear y los menús, voces y diálogos de todos los juegos serán en inglés. Es algo que no se puede cambiar y suponemos que será una cuestión de derechos y licencias. Una pena.

Más allá de lo comentado, la experiencia de juego es tal y como la recordaba. Sí, mirado ahora con perspectiva piensas cómo podíamos estar tan picados a esos gráficos y juegos, pero las buenas historias, la música MIDI y los controles siguen intactos.

Volví a estremecerme con esa música de los suburbios de Midgar y recordé la lagrimilla que solté en esa iglesia con Aeris. Me sentí otra vez el más malote del mundo con Snake, su sigilo y sus cigarrillos. Incluso me acordaba de los combos de Yoshimitsu o de Paul en el Tekken 3. Todo está igual, salvo yo, que soy más viejo, claro. No hay lags, los juegos se mueven y cargan muy rápido y la resolución que ofrece la PlayStation Classic es 720p, así que olvídate de aprovechar tu flamante tele 4K.

El modo multijugador funciona sin problemas y la calidad con la pantalla partida a pesar de esos 720p es suficiente para poder jugar sin tener que forzar la vista.

¿Que faltan muchos títulos míticos que para muchos son indispensables? Por supuesto. Nosotros ya publicamos una lista con los 15 que nos hubiera encantado ver, como Crash Bandicoot, Tomb Raider o Gran Turismo 2, pero está claro que aquí Sony ha tenido que hacer una selección y se ha quedado en estos 20, que ya dan una cantidad de horas de juego importante. Oficialmente no hay planes para aumentar esa lista, pero veremos si cuando salga a la venta no acaban saliendo "maneras alternativas" de ampliar el catálogo.

El poder de la nostalgia

He disfrutado mucho estas tres horas de juego con la PlayStation Classic. No serán las últimas. Para mí supone volver al tiempo en el que el estado natural de mi pulgar izquierdo era este:

Pulgar Ps Classic

Y es aquí donde Sony da un disparo certero a nuestra nostalgia, a todos los que crecimos jugando a sus juegos. Una vez que la pruebas piensas en que sí, que hay emuladores, que incluso puedes hacer funcionar la consola original que aún conservas, pero esta PlayStation Classic, con sus fallos, se siente como algo tuyo desde el primer momento que, además, puedes compartir con tus amigos o familiares. Y eso cuesta más que 99,90 euros.

PlayStation Classic saldrá a la venta el 3 de diciembre de 2018 y ya se puede reservar en tiendas como El Corte Inglés, Worten, Fnac o Amazon.

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de ellos ha sido propuesto ni por las marca ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio